CARABINIERI en La opinión de Murcia

Ramón Jiménez Madrid firma esta reseña de Carabinieri que apareció el pasado viernes en La opinión de Murcia.

Siempre hay un margen de duda- a pesar de los años que uno lleva en estos trances- cuando se visita por vez primera la obra de un artista, tal como me sucede ahora con la segunda novela -no he conocido la primera- de este escritor que lo mismo puede ser leída con la seriedad habitual que impone la obra literaria que con el divertimento que propicia el autor, interesado de modo especial en mantener una línea de flotación que no saque al lector de su lúdico entretenimiento.  Aunque el tono severo o divertido, serio y jocoso,  al final acaba imponiéndose, no es fácil deslindar, sobre todo si se carecen de datos previos, si en el trasfondo de esta obra habita la crítica contra una institución militar -no lo parece por cuanto está prologada por un coronel retirado de la Guardia Civil, suegro a su vez del propio Fernando Martín Pescador- o se trata de una mera exageración de quien prefiere llevar a cabo una obra pantagruélica si consideramos todo aquello que exprese exageración o caricatura.

Carabirieri, ya desde el mismo título, puede confundir pues solo en una ocasión se alude a los guardias italianos mientras que la institución española de la Guardia Civil se enseñorea de la obra desde el comienzo hasta el final, si consideramos que el protagonista de la historia no es ni más ni menos que un cabo de dicho cuerpo que comienza, al principio algo opaco y más tarde abiertamente- con todo un proceso de corrupción que alcanza desde los altos mandos a los bajos, dedicados abiertamente, las resonancias o secuelas roldanianas son evidentes- a sacar partido de su situación de garantes del orden y la justicia. Y a crear, dentro de la institución, células para aprovecharse tanto del ciudadano en caso de carreteras o del tráfico de drogas y estupefacientes, cuando no a aprovecharse de su situación para beneficiarse en diversos campos, no excluyendo el erótico, territorio generoso en esta obra en donde resplandece el espíritu machista de un seductor hispánico. Obra que llega a un final dramático con ajustes de cuentas entre ellos mismos, con diferencias entre los componentes militares que desembocan en desenlace trágico.

Pero lo que aparece como serie y comprometido ha de sufrir una vuelta de tuerca completa si tenemos en cuenta que el escritor ha hecho un planteamiento cómico del personaje desde que llegara a la escuela de la Guardia Civil en Valdemoro -espacio muy correteado en la obra- hasta que ejerciera por tierras aragonesas, muy presentes en la narración. Un protagonista seductor que no hace sino suspirar por las mujeres que salen a su paso y que, desde las primeras páginas, disfruta de las prostitutas en compañía de su propio padre, también guardia civil. Un personaje divertido, ingenioso, truhán, golfo y granuja que no puede ser producto de una realidad sino de una ingeniosa creación literaria que no ha de tener consecuencias posteriores. Un guardia que se casa con su mujer pero que se beneficia a su cuñada, menor, lo que no lo hace en modo alguno seguir los cauces rigurosos del código del honor, como si pretendiera en todo momento levantar la figura de un antihéroe de la milicia, de la justicia y de cualquier otra convención. El protagonista parece un trasplantado de la literatura americana -cambios continuos, corrupción, sexo, moteles en la carretera, antros prostibularios- a la española, un personaje de ficción que ha nacido del pensamiento gozoso de quien ve la realidad desde planteamientos positivos y cómicos, no desde la negra tragedia.

Habrá que esperar a siguientes entregas para calibrar los pasos que haya de dar Martín Pescador. De momento sabemos que está en posesión de un buen humor, que dispone de buena pluma para pintar momentos, que  dispara divirtiendo y que es capaz de poner en pie truhanes que se hacen simpáticos o a golfos que enuncian tragedias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: