Archivos Mensuales: abril 2012

PEQUEÑAS HISTORIAS… en El Imparcial

El Imparcial dedica este artículo a Pequeñas historias de la calle Saint-Nicolas, de Line Amselem, que firma Jorge Urrutia.

Los períodos de desorientación social son proclives a los relatos memorialísticos y, especialmente, a las memorias de infancia. Constituyen una suerte de paso atrás para buscar rasgos identitarios sobre los que asegurar el presente y plataformas para la vida que sigue. Cumplen, pues, las memorias, falseadas o no, una primera función personal en el escritor. Pero, además, liberado éste de la invención novelesca y, sobre todo, de la búsqueda de un final coherente, constituyen un campo nada desdeñable para el ejercicio de estilo. La autora del libro que nos ocupa no quiere escaparse de la mirada infantil y, por eso, no se dan observaciones de gran calado, ni datos históricos (salvo la muerte del presidente Pompidou), ni opiniones adultas. Es la vida familiar y del barrio tal y como la percibió una niña, nacida en Francia, pero que siente su pertenencia a una cultura distinta a la de las gentes que la rodean.

Me hubiera gustado leer este libro en su idioma original para gozar plenamente de una lengua que, en la traducción española, no puede reclamar la justicia que sin duda merece. La autora es hija de judeo-españoles marroquíes que entre sí habían siempre hablado la lengua sefardita más o menos trufada por el español del protectorado. Aunque sea la propia Line Amselem quien haya realizado la traducción, no puede el lector apreciar bien la intromisión de las palabras y expresiones judeo-españolas o simplemente españolas en el francés. En una ocasión, incluso, se observa que la madre habla con acento andaluz. La familia, trasladada al París de los años sesenta, habla en casa una lengua peculiar que a la niña le parece la normal y que, sin duda, podría ser uno de los encantos de este libro. Desde este punto de vista, nos imaginamos mejor cómo podía ser ese idioma que busca permanecer puro en la impureza, que cuando Elías Canetti se refiere a su familia sefardita, en La lengua absuelta. La madre habla mejor español que francés. Los hijos se expresan ya en francés y, aunque en la casa la familia habla en español, los chicos construyen muchas frases en francés. El padre hablan también árabe o chelja. Pero son judíos y celebran los ritos de su religión.

Estas pequeñas historias de la calle Saint-Nicolas, una callecita próxima a la Plaza de la Bastilla, en el oeste de París, nos traen la imagen de una ciudad casi desconocida. Leyéndolas, y pese a la diferencia que hay entre este lirismo y el realismo descarnado del libro que voy a citar, se recuerdan escenas de aquella excelente novela norteamericana de 1930,Judíos sin dinero, de Michael Gold. Porque estamos en un ambiente obrero y modesto. El padre de la narradora es un zapatero remendón que ha conseguido abrir un tallercito en una calle parisién. La vivienda ni siquiera tiene baño y aparece así un París desconocido para la literatura, entre la independencia marroquí (cuando muchos judíos deciden irse a vivir a otro país) y 1974.

Al cerrar el libro queda un regusto de intimidad e inocencia. Es una historia anti-heroica y, sin embargo, sabemos que ante nosotros han desfilado gentes esforzadas y bondadosas que, con sus defectos, buscan salir a flote cada día. La prosa, aparentemente plana, se mueve muchas veces a base de metáforas acertadas que nos obligan a pensar que lo más difícil es hacer que las cosas parezcan sencillas. En su aparente simplicidad, estas escenas de una simple vida familiar constituyen el descubrimiento de un mundo y de una escritora.

Por Jorge Urrutia

El fotógrafo zaragozano Vicente Almazán escribe de Te veo triste, de Fernando Sanmartín.

Fernando Sanmartín acaba de publicar su novela “Te veo triste”. Fernando Lasheras ya la ha leído. Yo también. Nos ha gustado mucho. Hablamos sobre ella. Sobre la capacidad que tiene Fernando S para remover los sentimientos con su prosa siempre poética. Tal vez sea un disparate decir que estamos ante una novela policiaca en la que el asesino, quien no acaba de caernos mal, es el silencio. Disparate o no, advierto que no hay pistolas ni convencionalismos. Fernando L visualiza la sensación que le ha producido la lectura con una imagen que me seduce. Los pies de una niña en los zapatos de su padre.

TE VEO TRISTE, novela de Fernando Sanmartín

Fernando Sanmartín es  autor de algunos de los libros de los que más orgullosos estamos, como Heridas causadas por tres rinocerontes. Publicamos sus diarios desde hace ya algunos años y es un verdadero placer para Xordica presentar su novela Te veo triste, que se presentará en Zaragoza, en la Librería Cálamo el jueves 26 de abril.

ÓXIDO, de Lara López, en Un libro al día

El blog Un libro al día recomienda la maravillosa novela Óxido, de Lara López, y dicen esto del libro:
¿Qué ocurre cuando una relación llega a su fin? Hay diferentes maneras de enfrentarse a ello: llorando, odiando a tu expareja hasta el infinito, haciendo un viaje, ahogando las penas en alcohol… Pero también hay quien acepta lo ocurrido y reflexiona sobre ello. La protagonista de este libro es una de esas personas.

Esta mujer (que no sabemos si es la autora) quiere saber qué ha ido mal en su relación, en qué momento las cosas empezaron a torcerse y por qué no se dio cuenta de ello antes de que fuera demasiado tarde. Y, para ello, observa viejas fotografías y ordena los pensamientos y recuerdos que evocan, intentando así darle un sentido a todo lo que le ha ocurrido.

A través de más de setenta textos cortos en los que presenta un sinfín de situaciones diarias, aparentemente intrascendetes, Lara López expresa su (des)amor, su soledad… pero, sobre todo, su deseo de comprender y de seguir hacia adelante, de aprender de lo ocurrido y de, pasado el tiempo de luto, no volver la vista atrás.

A pesar de tratar el tema de la ruptura, tan dado al sentimentalismo, la autora no cae en la trampa de la comodidad y se aleja de expresiones manidas, escribiendo un texto sincero, directo e inteligente, una pequeña joya que disfrutar al tiempo que, quizá, aprendemos un poco más sobre el amor y sobre nosotros mismos.

Ver en el blog.

Entrevista a Santiago Gascón

La primera novela de Santiago Gascón, Una familia normal, ya está en librerías.

Hace unos días, Joaquín Carbonell le entrevistó en El Periódico de Aragón:

PALABRA DE HONOR

Santiago Gascón: “Para una familia lo peor es tener un psicólogo en casa”

Es profesor de psicología en Teruel pero no puedde prescindir de vocación literaria. El Día del Libro firmará ‘Una familia normal’ (Xordica), su última producción con un atractivo toque de humor

–El título es muy alentador…

–Me han dicho incluso que se pensó para una teleserie pero que no era comercial…

–En el fondo es cierto. Y eso es lo que me estimula para leerla.

–Sí, no fue buscado; durante dos semanas de vacaciones pensé en redactar un documento para mí, con una serie de anécdotas de mis hijos con el cierre de la infancia y el comienzo de la adolescencia, y finalmente me di cuenta de que aquello podía convertirse en una novela.

–Con una estructura muy original.

–Cada uno vemos la realidad como la vemos, y quise que cada personaje contara la feria como yo creo que la verían. Y en ese caso, la novela se estructura en pequeños fragmentos donde habla cada personaje.

–Pero casi no es una familia normal…

–Es que no hay ninguna familia normal. En los años sesenta-setenta se decía que iba a acabar la familia, y como vemos no ha acabado, pero se ha transformado radicalmente.

–¿Ha utilizado experiencias propias o todo es fruto de su trabajo de profesor?

–En todo lo que escribimos no existe al cien por cien de ficción ni de autobiográfico. Pero no voy a desvelar los porcentajes que he utilizado. Lo peor para una familia es tener un psicólogo en casa.

–¿Qué dice su familia?

–Mi hijo mayor está muy orgulloso porque ha diseñado la portada y se está pavoneando en el instituto… El resto juran que es todo ficción.

–¿De todas formas va a suponer algo en su carrera literaria?

–Yo disfruto con mi profesión, aunque a veces no me deja escribir o escribo muy de tarde en tarde. Fíjate que aunque pudiera dedicarme exclusivamente a escribir, creo que no dejaría la docencia ni la investigación. Y te voy a decir más: una personalidad no tiene que saber lo que hace la otra. Es contraproducente incluir en tu currículo académico que has escrito un libro no científico.

–Trabaja en Teruel.

–Sí, estoy de profesor en psicopatología…

–¿Saber esas cosas le puede ayudar a componer personajes?

–Sí, pero yo creo que la vida siempre supera a la ficción.

–¿Tiene tiempo de leer?

–Sí, debo leer aunque esté con cincuenta tareas; siempre necesito un rato para leer por la noche. Y como no conduzco y viajo en tren, es fantástico para dedicarlo a la lectura.

–Nos vamos a despedir con algunos nombres.

–Ya que el libro del que hablamos es de humor, yo valoro mucho esa pulsión en la literatura: me ha gustado mucho Carabinieri de Fernando Martín.

Aquí la entrevista.

Recomendación de CARABINIERI

En el blog de Librería Cámara han colgado esta recomendación de Carabinieri, de Fernando Martín Pescador, una novela de la que no dejan de llegar lecturas y recomendaciones. Esta reseña la firma Librero a mi pesar.

Aunque quizás deberíamos haber recomendado este libro para los días de descanso de la Semana Santa, os lo queremos traer ahora por si todavía a alguno de vosotros os quedan días libres y queréis disfrutar de una novela original, gamberra, trepidante y muy divertida.

En “Carabinieri” encontramos a Alberto Aragüés, un guardia civil corrupto, mujeriego, de apodo “jamesbond”, que ama a su madre por encima de todas las cosas y que a nosotros nos ha parecido una suma de Jimmy McNulty (el poli guapo de “The Wire”) yTorrente. Y es que al vivir Fernando Martín Pescador en los Estados Unidos desde hace muchos años, en esta novela encontramos una mezcla explosiva y genial: por un lado los típicos temas de las películas americanas de policías como las escenas en bares de gasolinera abiertos de madrugada, las parafernalias en la venta de droga o el tan temido Asuntos Internos; por otro, la trama se desarrolla en Zaragoza yValdemoro y se vive la excitación de un Madrid-Barça para conseguir que el mundo se detenga y apartar de la cabeza la visita de la exmujer.

El protagonista, un hombre sin estudios, pegado a la vida y que no deja de hablar consigo mismo, va descubriendo la vida acompañado de su consejero dominicano y nos narra, bajo jsu punto de vista (es decir, como le da la gana) desde el caso de corrupción en el que se ve envuelto, hasta las implicaciones de su “empresa” en asuntos turbios.

Una novela desenfadada, canalla y divertida, que, con una enorme imaginación y una fuerte carga cinematográfica nos ha hecho disfrutar mucho.

PEQUEÑAS HISTORIAS… en la LIBRERÍA ALBERTI

En la Librería Alberti (C/ Tutor, Madrid) recomiendan Pequeñas historias de la calle Saint-Nicolas, de Line Amselem.

 

CARABINIERI en La estación azul

Hace unos días, entrevistaron a Fernando Martín Pescador, autor de Carabinieri, en el programa de RNE “La estación azul”. De la novela dicen que es “original, trepidante, canalla y muy muy divertida”.

Podéis escuchar el programa aquí, la entrevista a Martín Pescador a partir del minuto 37.