Archivos Mensuales: julio 2013

Cinco años sin El fabricante de alas de mariposa

Hoy se cumplen cinco años de la muerte de Sergio Algora.

Un jardín en cada poro.

¡Champán para todos!

 

Anuncios

Entrevista con Aloma Rodríguez en Perspectivas

aloma_dinoel

El sábado pasado entrevistaron a Aloma Rodríguez, autora de Solo si te mueves, en el programa Perspectivas, de la emisora Montjuic.

 

El salón magenta, de Mário de Carvalho, por Librero a mi pesar

(Recomendación escrita para el blog de Librería Taiga de Toledo)

El «suceso» había sido un atraco con un estúpido cuchillo de cocina, un precipitado baile de piernas y golpes brillantes y certeros, pero bien podía haberse tratado de un extraño ataque de cualquier enfermedad o una pérdida visual duradera… poco importaba la razón que había obligado a Gustavo a realizar un parón en su vida y comenzar así una revisión de sus amores, de sus relaciones, de su arte.

Prestigioso director de cine (aunque poco diga a los demás, siempre le gustó decirse “cineasta”) convencido de su falta de talento, amante inestable e irreal, Gustavopasa los días de convalecencia junto a su hermana Marta, una mujer débil, inocente y autoengañada, a quien no deja de tratar de un modo algo brusco y agitado, recordando las razones y los días, entre otros, en los que amó desesperadamente a la cruel Maria Alfreda en un salón «de tonos magenta  cortados por rojos y negros repentinos», o en los que sintió obligado por Cristina a bailar una insensata danza de juego y adulterio.

Mário de Carvalho, con “El salón magenta” nos propone una visión enormemente crítica del mundo artístico portugués (¿hay alguna diferencia con el nuestro?), superpoblada de personas de alto nivel cultural, pero con enormes dificultades para las relaciones sanas con sus iguales. Una visión profundamente cargada de ironía, casi tragicómica sobre el fracaso, tanto el amoroso como el personal, el desencuentro y la mentira. Con esta novela Mário de Carvalho, convertido en unos de los mejores escritores portugueses de la actualidad, obtuvo, por segunda vez, el Premio Fernando Namora en el año 2008.

Una excelente aunque nada sencilla novela, escrita con lenguaje muy depurado y cuidado que proporcionará a los lectores más exigentes motivos para seguir creyendo. ¿Quién dijo que en verano solo pueden leerse libros sin sustancia?

Ver en el blog de Librero a mi pesar.