Adiós al fútbol en la librería Canaima

En una semana tan futbolística como esta, en la que quien más quien menos estuvo pendiente del derbi en el Heliodoro Rodríguez López (nos atrevemos a decir que fue la derrota más dolorosa en los 64 años de rivalidad), en Librería Canaima nos dio por reflexionar sobre la lectura y el fútbol. Y es que ni es cierto aquello que se pensaba hace bastantes años de que el “futbolero” es un bruto descerebrado, ni tampoco lo es lo que ahora parece que estar de moda de que todo intelectual debe amar el fútbol por sus valores artísticos. Existe un punto intermedio.

Adiós al fútbol de Valerio Magrelli

Fueron varios los autores y varias las joyas literarias que, basadas en el fútbol y su mundo, nos hicieron disfrutar de la lectura y del “deporte rey”. DesdeEduardo Galeano hasta Luis García Montero, pasando por Enrique Vila Matas o Ignacio Martínez de Pisón, todos ellos han sido grandes aficionados y han escrito relatos, ensayos o teorías sobre el fútbol. El libro que hoy queremos recomendarles es un hermoso cuaderno de recuerdos y experiencias titulado “Adiós al fútbol“, escrito por el poeta italiano y seguidor (forofo a su pesar) de la A.S. Roma Valerio Magrelli, editado por Xordica Editorial.

El libro, que está dividido en 90 momentos, uno por minuto, nos enfrenta al encuentro que el autor juega contra sí mismo, en el que la experiencia futbolística, los recuerdos de infancia y el choque generacional conforman una suerte de partido completo que nos mantiene absortos desde el primer minuto y en el que vamos descubriendo los goles, los pases al extremo o los remates de cabeza en que Magrelli convierte sus reflexiones sobre los detalles más variopintos, como la gorra que Jackie Charlton estrujaba nerviosamente durante un partido de su selección, la repercusión mediática del balompié, o el éxito de ese injusto sucedáneo llamado futbolín, todo ello con una escritura muy cuidada, poética y hermosa.

En el minuto 15 de la primera parte encontramos lo que, para este librero, supone el primer gol:

En el campo la acústica es importantísima. Hoy en día, entre pancartas gigantescas y musiquitas, muchos sonidos se pierden. Y sin embargo siempre conmueve oír el golpe del pie en el balón, el choque de adversarios en medio del campo, el larguero de madera vibrando hasta mucho después de haber sido golpeado. Tiene algo de diapasón.

Y en el 37′ de la reanudación, este otro “golazo” por la escuadra:

(…) Basta con coger un balón de cuero, quizás uno de esos viejos que se hinchaban metiéndoles una aguja gigantesca: algo intermedio entre una inyección de analgésico Buscopan y la estaca de fresno que se les clava a los vampiros. Y entonces, con un balón así, incluso mojado, pesado, ortopédico, intentamos jugar contra una pared, solos, en una metódica sesión de entrenamiento.

O, pensándolo bien, quizá sea mejor que cada uno disfrute de este estupendo libro, descubriendo el resultado final de un partido muy apretado y emocionante.

Ir al blog de la librería Canaima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: