Archivo de la categoría: UNA FAMILIA NORMAL

Una familia normal, de Santiago Gascón, en Letras en vena

Una familia normal, retrato familiar de Santiago Gascón

Por Sandro Maciá.

Posted on 21 octubre 2012 by letrasenvena

Con un padre, con una madre, con dos padres, con dos madres, con uno de cada, con varios… Puestos a hacer recuento de los tipos de familias que existen hoy en día, estoy seguro de que no acabaríamos esta lista inicial. Seguro, no, segurísimo, o al menos así lo siento cada vez que pienso en este tema porque, sólo con ver las noticias en la televisión o con leer la prensa, cualquiera puede comprobar que, como antropológicamente siempre ha ocurrido, la familia sigue siendo reflejo de los cambios sociales, y viceversa: no son pocos los cambios socioculturales que tienen su origen en los núcleos familiares.

Ahora bien, si hablamos de evolución, más que centrarnos en las directrices antropológicas que –por suerte- hemos ido modificando a golpe de innovación y apertura de mente, lo que debemos destacar es lo que , uno de los últimos autores que ha llegado a mi vida -previa recomendación de buenos amigos-, resalta en su obra Una  (Ed. , 2012): lo que sostiene a una familia, dotándole de mayor o menor normalidad, no es más que la felicidad que comparten sus miembros.

Esta idea, pese a lo ñoña que parece, se establece en la novela de Gascón (Mallén – Zaragoza, 1961) como un gran telón de fondo sobre el que se va proyectando, acción tras acción, toda una trama que mezcla –de forma tan acertada como equilibrada- situaciones cómicas con momentos sentimentales, casi nostágicos, y algo dramáticos.

Pero que nadie se equivoque. La historia que Gascón nos presenta en este libro no es, ni mucho menos, una narración al estilo “Disney” sobre los valores familiares ni, por supuesto, un canto a la felicidad cursi y repelente. No, nada de eso. A lo largo de Una familia normal, ya desde su forma –está narrada a cuatro voces, con los correspondientes matices que cada personaje aporta a la trama-, se intuye que estamos ante un relato que innova tanto en el tono utilizado como en el “montaje”, un término que, por muy cinematográfico que suene, es el que mejora se adapta a la forma que el autor tiene ir haciendo pasar a los protagonistas (padre, madre, hijo mayor e hijo pequeño) frente al lector, al más puro estilo de la conocida serie Modern Family.

Risas, emociones, reflexiones… Las cuatro patas que mantienen viva esta historia son tan dispares como iguales, tan distintas como similares, tan lejanas como próximas. En definitiva, que sin tapujos ni artificios innecesarios, son como son. Ni se exagera ni se mitifica, así es esta historia, una historia donde la originalidad de Gascón y su talento para presentar un tema cotidiano como atractivo y adictivo –la empatía con cada miembro de la familia protagonista llega al extremo de querer seguir sabiendo más y más sobre sus andanzas- sorprende desde el primer momento, desde la primera frase en la que Guillermo, el hijo mayor de esta amable “tribu”, afirma: “La pared estaba pintada de nubes”.

A partir de ahí, a veces con nubes, a veces con sol, empieza la vida misma.

Para leer la reseña en el blog original, pincha aquí.

SEGUNDA EDICIÓN DE UNA FAMILIA NORMAL

Una desternillante novela sobre la familia y la educación de los hijos,

pero también un certero análisis sobre la sociedad actual y los valoren que en ella imperan.

«Papá se abrió una cerveza y dijo que éramos una familia de chiste. Yo le corregí. Somos una familia de teleserie americana barata. Papá se dejó caer en el sofá y se echó a reír. Pero aquella risa tenía algo de llanto».

Toda familia se aleja del concepto de familia normal, pero esta no podría ser utilizada como ejemplo por la Conferencia Episcopal. El hecho es intrascendente porque la familia, como la infancia, es un invento moderno y cada cual la construye como puede.

Una familia normal es un ejercicio para reírse de sí mismo. Es un pavo de Acción de Gracias en torno al cual cualquier familia puede soltar lo que lleve guardado, abrazarse y despedirse hasta el año próximo. Una terapia que debiera ser declarada de interés para la salud mental.

 

 DE ESTE LIBRO SE HA DICHO:

«Uno de los libros más divertidos que he leído. Reconozco que tengo un humor difícil: cuando en la contra de un libro leo que es divertido, hilarante o incluso desopilante lo cojo con ganas y con voluntad de reírme, pero pocas veces lo consigo. Con Una familia normal me he reído a carcajadas. El libro habla de la dificultad de crear una familia y de la responsabilidad de educar, pero también de las relaciones de pareja, del sistema educativo, de la amistad o de la crisis de los cuarenta.

(Eva Cosculluela, librera de Los Portadores de Sueños).

 

Santiago Gascón se acerca al norteamericano [John Fante] y destila un estilo audaz, desenfadado, cuya visión ácida, disparatada y enloquecida, provoca en los lectores una constante sonrisa ante la retranca destilada bajo la historia.

(Guillermo Busutil, La opinión de Málaga.)

 

El fondo y la forma establecen una concordancia muy especial. […] el texto forma un todo cuyas únicas divisiones quedan determinadas por la alternancia de cuatro voces. […] la novela se construye de principio a fin sobre las cuatro miradas, mostrando hasta qué punto la verdad es un puzle en el cual cada persona da importancia a piezas muy distintas.

(Olga Bernad, Heraldo de Aragón.)

 

 

SANTIAGO GASCÓN

(Mallén –Zaragoza–, 1961)

Escritor y guionista. Ha publicado las novelas Agnus Dei (2000), Una familia normal (Xordica, 2012) y el libro de relatos Manila (Xordica, 2003).

 

 

 

UNA FAMILIA NORMAL entre los más recomendados del mes de junio en Los Libreros Recomiendan

Nos produce una alegría especial que Una familia normal, de Santiago Gascón, esté entre los más recomendados del mes de junio en Los Libreros Recomiendan, muy bien acompañado.

Ya estamos en verano, el mejor momento para volver a leer la poesía de José Hierro. ¡Qué bonita es la edición de Nórdica con las ilustraciones del propio Hierro! Como también lo es de edición de Xingú. Y lo de Santiago Gascón no tiene nombre, se ha puesto a contar las peripecias de sus niños y se ha metido a todo el mundo en el bolsillo. Diferente es la nueva novela de Luisgé Martín: preparen el cuero, el látigo y una fiambrera para pasearse por el infierno, cuestión a la que ya suele estar acostumbrada Pilar Pedraza, aunque esta vez nos lleva al circo. No fallan a su cita lo nuevos de Libros del asteroide, Sajalín, Periférica y Alpha decay: la fuerza de las editoriales indie. Y terminamos con una bienvenida: ha nacido con más que buen pie la editorial Automática.

Reseña de UNA FAMILIA NORMAL, en La Opinión de Málaga

El pasado sábado, en La Opinión de Málaga, apareció esta elogiosa reseña de Una familia normal, la novela de Santiago Gascón.

Reseña de UNA FAMILIA NORMAL, de Santiago Gascón

En el “Artes & Letras” de la semana pasada apareció esta magnífica reseña de la novela de Santiago Gascón, Una familia normal, que firma la poeta Olga Bernad.

Entrevista a Santiago Gascón

La primera novela de Santiago Gascón, Una familia normal, ya está en librerías.

Hace unos días, Joaquín Carbonell le entrevistó en El Periódico de Aragón:

PALABRA DE HONOR

Santiago Gascón: “Para una familia lo peor es tener un psicólogo en casa”

Es profesor de psicología en Teruel pero no puedde prescindir de vocación literaria. El Día del Libro firmará ‘Una familia normal’ (Xordica), su última producción con un atractivo toque de humor

–El título es muy alentador…

–Me han dicho incluso que se pensó para una teleserie pero que no era comercial…

–En el fondo es cierto. Y eso es lo que me estimula para leerla.

–Sí, no fue buscado; durante dos semanas de vacaciones pensé en redactar un documento para mí, con una serie de anécdotas de mis hijos con el cierre de la infancia y el comienzo de la adolescencia, y finalmente me di cuenta de que aquello podía convertirse en una novela.

–Con una estructura muy original.

–Cada uno vemos la realidad como la vemos, y quise que cada personaje contara la feria como yo creo que la verían. Y en ese caso, la novela se estructura en pequeños fragmentos donde habla cada personaje.

–Pero casi no es una familia normal…

–Es que no hay ninguna familia normal. En los años sesenta-setenta se decía que iba a acabar la familia, y como vemos no ha acabado, pero se ha transformado radicalmente.

–¿Ha utilizado experiencias propias o todo es fruto de su trabajo de profesor?

–En todo lo que escribimos no existe al cien por cien de ficción ni de autobiográfico. Pero no voy a desvelar los porcentajes que he utilizado. Lo peor para una familia es tener un psicólogo en casa.

–¿Qué dice su familia?

–Mi hijo mayor está muy orgulloso porque ha diseñado la portada y se está pavoneando en el instituto… El resto juran que es todo ficción.

–¿De todas formas va a suponer algo en su carrera literaria?

–Yo disfruto con mi profesión, aunque a veces no me deja escribir o escribo muy de tarde en tarde. Fíjate que aunque pudiera dedicarme exclusivamente a escribir, creo que no dejaría la docencia ni la investigación. Y te voy a decir más: una personalidad no tiene que saber lo que hace la otra. Es contraproducente incluir en tu currículo académico que has escrito un libro no científico.

–Trabaja en Teruel.

–Sí, estoy de profesor en psicopatología…

–¿Saber esas cosas le puede ayudar a componer personajes?

–Sí, pero yo creo que la vida siempre supera a la ficción.

–¿Tiene tiempo de leer?

–Sí, debo leer aunque esté con cincuenta tareas; siempre necesito un rato para leer por la noche. Y como no conduzco y viajo en tren, es fantástico para dedicarlo a la lectura.

–Nos vamos a despedir con algunos nombres.

–Ya que el libro del que hablamos es de humor, yo valoro mucho esa pulsión en la literatura: me ha gustado mucho Carabinieri de Fernando Martín.

Aquí la entrevista.